El Buscador de la Verdad

 

Este es un relato muy antiguo donde podemos encontrar diversas moralejas o en su defecto enseñanzas ya que en realidad nos esta mostrando que no existe una verdad o una enseñanza absoluta o concreta sino que el camino recorrido en la propia búsqueda es la clave del aprendizaje.

Lo primero  es que podemos vernos reflejados en la prisa o deseo de adquirir una iluminación o verdad que nos resuelva todos los problemas y que no queremos recorrer el camino solo recoger nuestro premio al  llegar a la meta cueste lo que cueste, sin entender que  a lo mejor no hay ninguna meta y que lo único que existe es el propio camino y que con nuestra propia practica desarrollamos la habilidad de tener comprensiones, por mucho que nos transmitan leyes universales siempre caen en saco roto ya que solo son conocimiento teóricos que otros transmiten después de encontrarse con ellos en el camino, estos conocimientos leídos o transmitidos de forma oral no terminan  de anclar en el aprendiz una sabiduría, ya que la sabiduría es el conocimiento aplicado en la practica, es en si misma la vivencia que hace real el conocimiento.

Cuando el maestro nos dice : “Quédate 12 años con migo trabajando” nos esta intentando transmitir que descubramos el secreto por nosotros mismos y que empecemos limpiando muestra basura personal (es el símil de limpiar las heces de los bueyes) aprender a abrazar nuestra sombra, aprender a aceptar nuestra propia imperfección   y desarrollar el bien más preciado ese que no se puede comprar ni con todo el dinero del mundo: LA CALMA INTERNA.

NAMASTE

© Ray Gilabert

Written By
More from Meditarte
UN CAMINAR HACIA LO SAGRADO-UNIDAD “2ªPARTE” NOTAR LA PAUTA QUE CONECTA
NOTAR LA PAUTA QUE CONECTA Como paso previo podemos dejarnos un rato para estar tranquilos y...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *