UN DÍA DE MEDITACIÓN

Hoy es un día más para un meditador…

Un camino limpio lleno de obstáculos, un camino de meditación, sencillez compleja de un día cualquiera de un meditador.

7 de la mañana envuelto en mi manta y sentado en postura en el zafu, hago sonar un cuenco cantor, ayuda inestimable que me hacer respirar un aroma a silencio y sonido interno.

Cada día la misma disciplina.   Cada día es un mundo diferente y nuevo por explorar, sensaciones que me obligan a estar aquí, ahora, en este instante de mi vida. Sentir, solo sentir; sentir mi respiración, aliento profundo que baja hasta lo más hondo de mi vientre, enraizándome, conectado con la tierra, suspiro que me hace subir hasta el cielo. Mientras tanto en la jaula de mi mente el loro que no calla, yo no lo molesto, el no me molesta, y día tras día cayendo en su trampa, y de respuesta una sonrisa. Pues es mejor no emprender batalla con mi loro interno y permitirle que diga lo que quiera que yo estoy aquí y ahora.

Y comienzo mi meditación otro día mas; espalda bien recta, mentón relajado, mirada a los parpados, atención a mi sonido interno y mi aliento en el vientre, para siempre subir hasta el cielo empujado por la llama de mi sacro, energía pura de mi ser. Y me entrego, entrega total, pase lo que pase, yo confió; nervios, angustia, ansiedad, dolor, yo confió, paz, silencio, amor, fusión, “yo confió”, e igual me entrego.

Después de tantos años no puedo ni un solo día descuidar la voluntad, aunque experimente la fuerza invisible que me levanta de la cama, nunca descuidare la voluntad, no mas sufrimiento, ya se permitirme ser feliz.

La meditación es el todo y la nada, es el vacío mas lleno que jamás experimenté en mi vida, camino de guerreros.

Una experiencia personal nos puede ayudar a poner en marcha el motor de la voluntad, pero solo tu en la humilde  intimidad de tu rincón de meditación puedes alcanzar tu propia comprensión, un camino de conocimiento, y digo “conocimiento” no como una palabra grandilocuente de grandes maestros, si no como el conocerse uno mismo dentro de los parámetros esenciales del sentido común.

Es cierto que la frase “conócete a ti mismo” esta muy desgastada y es difícil de poder integrarla de forma practica a no ser que tengamos claro que “YO SOY LO QUE YO SOY” y por tanto todo lo que ocurre dentro y fuera de mi me hago responsable, y no culpable, por lo que solo tengo que desde la aceptación, que no resignación, observarme atentamente sin ningún tipo de juicio.

PRACTICA:

Como siempre en todas las meditaciones, adoptamos una postura cómoda de meditación; esto quiere decir que intentaremos el medio loto o postura de rodillas como mínimo (mirar articulo “La postura”) de esa manera haremos florecer a partir de la incomodidad de forma mas rápida las expresiones de lo no resuelto; ansiedad, nervios, dolor de rodillas espalda y vientre…etc.

Comenzaremos respirando suavemente sintiendo como entra y sale el aire por las fosas nasales durante un largo tiempo (minimo 20 minutos, mas o menos) y poco a poco iremos poniendo la atención en la parte trasera de nuestra cabeza de forma diagonal, como si nos viésemos desde atrás de nuestra coronilla, unos 20 o 30 centímetros de distancia, y desde allí observamos, YOSOY EL OBSERVADOR Y EL OBSERVADO.

Desde ese punto y en estado profundo de meditación, estaremos atentos a cualquier representación que ocurra dentro y fuera de nosotros, sin perder la atención al aliento.

Esta práctica tiene que estar comprendida desde la confianza y aceptación de uno mismo, sin perder el centro y con aspiración de conocernos desde nosotros mismos.

Hay que y tener en cuenta que podrá ocurrir cualquier cosa igual que en cualquier meditación con el añadido de que estamos observándonos y que todo es sagrado: angustia, ansiedad, nervios, impaciencia, ira, tristeza, rencor, dolor, desgarro y un sin fin de sensaciones, emociones y expresiones varias de nosotros mismos, todo eso sin olvidarnos de que los pensamientos fluirán sin ningún control de nuestra parte, solo observándolos.

Cada individuo un universo y todos los universos uno,  y YO uno con todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FUNDAMENTOS DE LA MEDITACIÓN. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UN DÍA DE MEDITACIÓN

  1. Marta dijo:

    Me encanta tu blog, acabo de descubrirlo y es muy interesante! Está muy en consonacia con lo que yo siento.
    Me lo enlazo al mío si no te importa… (www.lugopsicologa.blogspot.com).
    Un saludo!

    Marta

  2. Como Meditar dijo:

    No hay nada mejor que pasar una tarde meditando y absorber la sensación que te ha dejado tal estado de relajación.

Los comentarios están cerrados.