PRACTICANDO LA PRESENCIA

ehntennnnEs en la sociedad de la información 3.0 en la que estamos inmersos, que el estrés está causando problemas de manera generalizada. Un estrés que nunca antes ha sido conocido por el Ser Humano, desde nuestros abuelos hacia atrás.

Es a través de la aceptación de las necesidades y deseos que tiran de nosotros desde afuera, que aceptamos por presión social o por cualquier otro motivo, que gastamos energías y recursos en movernos sin progreso. En gran medida, es la aceptación de las necesidades sociales, lo que nos lleva a perder la conexión con lo que verdaderamente queremos y nos hace felices en nuestras vidas.

Es cada vez más común observar en las personas el deseo de desconectar,  de apartarse del mundo del trabajo estresante de forma permanente. Una pregunta muy común en este caso, y que suele frenar a las personas a dar el paso que creen que deberían dar, es: ¿y de qué viviré?.hychvfy

Estamos mejor preparados que nunca para impulsar un sistema sin futuro. Sin embargo, el paso que tenemos por delante se está construyendo a partir de la confianza en el presente y en las propias capacidades para vivir la vida. Ciertamente, a nadie se le impide crear e impulsar cualquier otro paradigma de convivencia y desarrollo social. Como siempre, la realidad creativa se impulsa a través de la acción, el pensamiento y el sentimiento. Es trabajo de cada uno volver a su origen.

Es cuestión de que cada uno/a se escuche, y encuentre la mejor manera de hacer que emerja en el mundo lo que desea, mientras en el rato a rato siente el palpitar de su alma.

Meditación:

En primer lugar, tomamos aliento y respiramos profundamente dos o tres veces, hasta que tomemos conciencia de la respiración.

Una vez ahí, entornamos los ojos, de manera que tengamos perspectiva del entorno (la sala), a través de la parte baja de los ojos. Esto nos va a servir para estar presentes y no volarnos.

dctkudcAsí, meditamos tomando conciencia de nuestra respiración, de manera que con cada respiración, nos hagamos cada vez más presentes en la sala. percibiendo más nítidamente los sonidos que nos llegan, la poca luz que vemos a través de nuestros ojos entornados, los cambios en el aire a través de la piel, los olores, etc. Con cada respiración nos vamos sintiendo (y haciendo) cada vez más y más presentes.

A partir de ahí, cada vez que venga un pensamiento, vamos a intentar darnos cuenta que somos nosotros quienes lo pensamos, y que se trata de un pensamiento que hacemos. Que el pensamiento es nuestra creación. Que dándonos cuenta del presente, este pierde fuerza y tiende a disolverse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FUNDAMENTOS DE LA MEDITACIÓN y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a PRACTICANDO LA PRESENCIA

  1. Brunella dijo:

    Hola!!! Interesante espacio..el que encontrè aquì,,,,hace mucho que busco leer sobre estos temas,y poder encontrar repuestas a situaciones….un poco especiales que vivo a nivel espiritual.Muchas Gracias!!!!

  2. Pingback: PRACTICANDO LA PRESENCIA | afinidad -

  3. Nicolás dijo:

    Hola, conoci hace poco esta pagina y me interesa mucho empezar a meditar. Creo haber entendido que el fin es concentrarse en la brecha que hay entre los pensamientos y tratar de extenderla a traves de ser conciente del presente, esto seria, de las sensaciones que llegan a los sentidos. Me gustaria que me corrijan si es que lo entendi mal.
    Otra duda que se me presenta es que muchas veces eh oido que cuando uno medita en profundidad se pierde la nocion del tiempo y el espacio (osea los sentidos se apagan y te centras en la nada, o el silencio) entonces me pregunto si en la meditacion hay que tratar de ser lo mas conciente posible del mundo que nos rodea (la habitacion o el lugar donde estes) o si hay que tratar de “cerrar los sentidos” y concentrarnos en la nada, ¿o es que las dos son correctas y son practicas diferentes?

    • MeditARTE dijo:

      Hola Nicolás, tus apreciaciones son muy interesantes, llegar al vació, a ser nada, alcanzar el Shamadi (silencio interno) son otras formas de decir lo mismo, eso no conlleva una perdida de la atención al instante presente, es que en realidad ese vació esta lleno de nada en este instante presente, “mente es no mente y no mente es mente” cunado se alcanzan instante de silencio pleno la plenitud y fusión con el todo haciéndote uno con el universo no te aleja ni mucho menos del presente, la nada es el todo es dejar de identificarte con tus imágenes para llegar a ser nada y vivir plenamente el presente y poder ser lo que tu quieras en cada instante, hay multitud de caminos y todos son correcto ya que eres tu el que hace el sistema y desaprende para ampliar la conciencia, aun así todo esto es solo palabrería y no sirve para nada, la practica es lo único que existe, comienza por ti mismo a experimentar, elije un camino y ándalo. pasaras por todos los estados de la transformación del ser hasta alcanzarte a ti mismo. no juzgues ni manipules nada de lo que ocurra, se un simple observador en el silencio y comprobaras que todo es verdad y mentira la mismo tiempo.

  4. Me parece una excelente técnica la que aquí explicas, yo sólo agregaría que algunas veces cuando no se puede uno concentrar se puede contar la respiración y cada vez que se pierda uno en un pensamiento se reinicia la cuenta. Saludos

    • MeditARTE dijo:

      Gracias Sergio por tu aportación, esto esta recogido en el articulo (https://meditarte.com/2011/12/24/las-13-vias-de-la-meditacion-meditacion-zen/) y corresponde a una de las practicas habituales en la meditación Zen, te diré que esta técnica que tu describes es muy efectiva cuando estamos por ejemplo con mucha impaciencia y que como muy bien dices te centra en el presente con facilidad, las cuenta debe de ser del 1 al 10 o para los veteranos del 1 al 108, teniendo en cuenta que si te pierdes hay que volver al principio.
      Apreciamos mucho tu aportación ya que a veces desde aquí olvidamos el recuperar antiguas practicas que sirven en la actualidad para muchas gentes que se inician en este mundo.

Los comentarios están cerrados.