Bienvenid@s!!

Buenvenid@s!

Este es un blog sin ánimo de lucro, que pretende facilitar la práctica de la meditación a cualquier interesado que tenga por bien acercarse a él.

Para muchas personas, algo tan normal como la meditación es visto como una práctica extraña, propia de monjes o religiosos… Sin embargo, esas mismas personas parece que se empeñen en no ver que muchos de quienes en este mundo marcan la diferencia en algún área de la vida, se introducen en los momentos clave de manera natural en una actitud meditativa. El problema es que muchas veces no sabemos qué es meditar… ni cuáles son sus beneficios potenciales. Y es que la meditación es útil para cualquier persona, y tanto más útil cuanto más rica y estimulante sea su propia vida.

La unidad en el amor, fluir con lo observado, tener un acercamiento directo a la realidad, sentir la conexión con todo, disolver la importancia personal, darse cuenta en el fluir de cada rato de cómo está funcionando el mundo, sentir y transmitir emociones positivas, energía y salud sin esfuerzo, sentirse conectado a uno mismo y a lo que uno quiere y espera de la vida, mejorar la congruencia interna y los niveles de concentración y eficacia… Son algunos de los frutos que van cayendo por su propio peso en el transcurrir de la práctica meditativa.

En este blog iremos colgando artículos con el objetivo de facilitar la práctica de la meditación a cualquiera que entre en él. Por esto, en los artículos podréis encontrar desde técnicas de meditación a aclaraciones de conceptos relacionados, pasando por los beneficios de la meditación y meditaciones dirigidas a obtener estos beneficios mediante la práctica…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INICIACIÓN A LA MEDITACIÓN. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Bienvenid@s!!

  1. Alejandro García dijo:

    me gustaría comentar algo que me ocurre cuando medito. siento una pequeña presión en el lóbulo frontal, quizá en la hipófisis, alrededor de las sienes, como si el lóbulo frontal se me fuera a abrir en dos mitades, pero sin llegar a ser doloroso. no sé muy bien porqué me ocurre esto, lo que sí sé, es que me ocurre casi al poco de comenzar la meditación. ¿a alguien más le ocurre?, ¿saben si es algo sobre lo que me debería preocupar?

    otra pregunta, ¿que puede significar que a alguien le falte vientre o jara?

    • MeditARTE dijo:

      Sin entrar en consideraciones médicas y, entendiendo que esto que comentas se trata de algo que se produce sólo cuando te pones a meditar… Es habitual que uno sienta cambios físicos y de sensaciones cuando uno se pone a meditar, tanto en la cabeza, como en cualquier parte del cuerpo. Y es que uno de los beneficios de la meditación es el reequilibrio de la actividad de los hemisferios cerebrales. Esto, en la mayoría de las personas supone un cambio en la actividad electroquímica del sistema nervioso, que puede dar lugar a sensaciones como las que comentas. De esta manera, con el paso de los minutos se irían suavizando, al irnos acostumbrando a ese nuevo estado. Esto es así, porque nuestros sentidos, que están hechos para percibir diferencias, dejarían de apreciar ese cambio como novedad. No obstante, para estar totalmente seguro de que no es nada, convendría que visitases a un especialista. Aquí, sólo te podemos decir que lo que describes, se encuentra dentro de que ocurre ;-).

      Con respecto a la segunda de las cuestiones, se trata de una pregunta teórica que, dado el carácter práctico que tiene este blog, no vamos a responder directamente porque, simplemente, no se puede. De esta manera, convendría que la amantuvieses activa hasta que encuentres tu mismo la respuesta experiencialmente. No obstante lo anterior, sí queremos darte alguna pista indirecta. Por esto, señalar que cuando las personas nor referimos al Jara en esos términos, nos estamos refiriendo al centro de la persona. Y este centro, se encuentra enclavado en el presente. Por tanto, cuanto más uno se dé cuenta de que su conciencia se encuentra en la realidad que le circunda aquí y ahora, y actúe respondiendo a ésta de manera auténtica y espontánea, y no maniqueada y preconcebida, más en su centro estará. Al contrario, cuando una persona se encuentre alejada de la frescura del momento que está viviendo, y más responda a la vida a partir de los objetos mentales que esté creando, de manera paralela a la realidad, menos en su centro estará.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.