¿ME SOPORTO A MI MISMO…?

UnknownLa mente dispersa es como una caja de pulgas, que acaban por picarnos. Los nervios, la angustia, imágenes o preguntas que se agolpan a veces descontroladas no nos ayudan, sino que restan energía, cualquiera que sea nuestra circunstancia. Lo importante es aquí y ahora, estar centrados en el momento, dirigir la atención plena hacia lo que estamos viviendo o la persona a nuestro lado. Lo primero es aquietar la mente.
Felicidad, plenitud, serenidad, alegría…… ¿Son palabras que sientes lejanas en tu día a día?
¿Es imposible dejar que tu mente deje de parlotear; que realices una sola tarea y disfrutar de ella sin dispersarte; tener varias de ellas comenzadas a la vez e incluso no acabar ninguna sin sentirte culpable, inútil y vació por ello?
¿Te cuesta ver los telediarios sin sentirte culpable o muy afectado por lo que ves y oyes?
¿Encuentras el futuro incierto, oscuro y poco esperanzador?
¿Tu madre y/o tu padre te sacan de tus casillas? ¿Tal vez sean tus hijos, tu jefa, tu hermano o quién quiera que sea?
¿Cada vez que ves a esa persona sientes tal agobio y calor interno que debes cambiar de acera y simular que no le has visto?
¿Sientes que no controlas tu vida, que eres incapaz de sentir placer si quiera por una puesta de sol?
¿Te cuesta entregarte en una relación y cada vez que terminas una tu mundo se derrumba?
¿Te encuentras saltando entre el llanto y la alegría sin encontrar un lugar intermedio de tregua?
¿Eres de esas personas que siempre comienzan su dieta o el gimnasio el lunes pero para el martes ya no tiene ni fuerzas para continuar?
¿Eres incapaz de sentarte en silencio con los ojos cerrados solo escuchando y sintiendo tu respiración?eyj
La terrible y triste realidad es que el ser humano se halle inmerso entre estas cuestiones como algo normal  e incluso natural en los últimos tiempos. Y si bien no conoce todas las situaciones citadas que al menos reconozca 3 de ellas en su haber.
Que nos refugiamos en los fármacos, alcohol o simplemente de compras, como uno de los recursos más usuales para llevar mejor las cosas o que nos duelan. Que el estrés es el telón de fondo y trampolín de casi todas las nuevas enfermedades. Que las relaciones sexuales en muchos casos ya no son satisfactorias debido a las tensiones y presiones personales y sociales y que ahora cada vez hay más casos de impotencia, eyaculación precoz, esterilidad y frigidez. Que se opta por la violencia por miedo a creernos “débiles” lloramos o amamos esperando algo a cambio, perdiendo la integridad biológica.
En fin, ya no es necesario regalarnos tanto sufrimiento gratuito. Es momento de demostrarnos a nosotros mismos que podemos conseguir todo lo que nos propongamos. Que puedo encontrarme tranquilo y sereno en medio de la rabia, de la tristeza e incluso el dolor.ljgd
YO CONFIO, YO SOY CAPAZ, YO ESTOY EN CALMA, son las tres principales afirmaciones que necesito para afrontar mi propia presencia y aceptar que todo lo que ocurre es parte de la vida y que el malestar esta incluido en el bienestar.
Trabajar de manera práctica técnicas de meditación, recapitulación, respiración consciente, técnicas que  nos aportarán múltiples herramientas, sin dogma ni superstición alguna, para reconocer en nosotros el poder personal que sigue oculto en nosotros; la paz que nunca nos abandonó y la autoestima que tan sólo está esperando a que le demos una oportunidad para resurgir o florecer por vez primera en nuestras vidas; de fluir al compás del Universo con la energía, ilusión e inocencia de los niños maduros que todavía somos, en definitiva ser capaces de soportarnos a nosotros mismos para simplemente SER.

Hay distintas maneras de alcanzar esta serenidad. La meditación, apoyada en la conciencia de la respiración y llevada a cabo con disciplina, es una buena vía.
La salud depende de una correcta respiración. Puesto que por medio de la respiración se vitaliza y purifica la sangre, y ésta es el sustento de las células del organismo, es por ello de vital importancia saber respirar. De ahí, que uno de los métodos más eficaces de recapitulación sea por medio de la respiración consciente que arrastra e integra las secuencias de nuestro pasado que no quedaron resueltas o nos marcaron especialmente.
Una experiencia personal nos puede ayudar a poner en marcha el motor de la voluntad, pero solo tu en la humilde  intimidad de tu rincón de meditación puedes alcanzar tu propia comprensión, un camino de conocimiento, y digo “conocimiento” no como una palabra grandilocuente de grandes maestros, si no como el conocerse uno mismo dentro de los parámetros esenciales del sentido común.
Es cierto que la frase “conócete a ti mismo” esta muy desgastada y es difícil de poder integrarla de forma practica a no ser que tengamos claro que “YO SOY LO QUE YO SOY” y por tanto todo lo que ocurre dentro y fuera de mi me hago responsable, y no culpable, por lo que solo tengo que desde la aceptación, que no resignación, observarme atentamente sin ningún tipo de juicio.

sdddddLa meditación como camino para la ampliación de la conciencia, como conexión con el yo mas profundo, con el misterio y clave fundamental para la aspiración espiritual.
La meditación es un contacto real con la parte espiritual del ser, con el YO superior.
Y comprobamos que muchas veces la propia meditación se convierte en un camino de recapitulación natural, observando el aire entrar y salir de las fosas nasales, mientras nos convertimos testigos del pensamiento, de esa manera se convierte en un proceso de destilación de miasmas o emociones bloqueadas y pensamientos parasito para alcanzar un estado equilibrado y de ampliación de la conciencia.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TRANSFORMACIÓN. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿ME SOPORTO A MI MISMO…?

  1. Isabel dijo:

    Hola! Llevo cinco años tratando de encontrarme a mi misma sin resultados, mi vida se ha vuelto como una bola de decepciones que cada vez crece mas, da la casualidad que pareciera que soy invisible e ignorada a los ojos de los demás, y es cierto trato de incorporarme en pláticas decisiones familiares y hasta en público y me ignoran, digo algo y nadie escucha. Con decirl que ni los taxi me hacen la parada es una etapa inexplicable así quien va a poder salir de este rollo.

    • MeditARTE dijo:

      Hola Isabel, eres invisible a los demás por que no te ves a ti misma , mejor dicho no quiero verte a ti misma y por eso puede que tengas una actitud de queja y lamento, los espejos no te gustan y posiblemente tiendas a buscar gente para que te consuele y eso te hace mas invisible. Has de asumir tu sombra y abrazarla, aparta de tu vida la queja y el lamento, ponte a hacer actividades que requieran mucha atención y actividad que te hagan vivir intensamente.

Los comentarios están cerrados.