LA POSTURA

Si observamos las diferentes tradiciones espirituales,

LOTO

Podremos darnos cuenta que postura y meditación han ido casi siempre de la mano. ¿Por qué? ¿Qué beneficios puede tener sentarnos a meditar de una u otra manera?

Cuando uno comienza la práctica de la meditación, resulta bastante evidente que está aprendiendo algo que, en el mejor de los casos, lleva años sin practicar. Esto es, focalizar voluntariamente la mente en un contenido específico (o en nada)…

En este juego, la postura nos va a ayudar a conectar mejor, aprendiendo también el juego inconsciente de mantener el silencio cuando nos encontramos en postura. Se trata de generar un hábito que nos ayude a focalizar la atención y que, sobre todo al comienzo, nos va a resultar muy útil. No obstante, ya iremos viendo que, con el tiempo y la práctica, las posturas pueden pasar a un segundo plano. En cualquier caso, salvo para meditadores muy avanzados, es evidente que facilitan mucho los progresos.

Como recomendación, se propone que la postura se sienta bien. Es decir, ni demasiado cómoda ni demasiado incómoda. Para el tipo de vida que llevamos en occidente, la postura de estar sentados en una silla con la espalda recta, las plantas de los pies apoyadas plenamente en el suelo y las piernas en paralelo, puede ser, para la mayoría de las personas, un buen comienzo.

No obstante lo anterior, en tiendas se venden zafus o banquetas de meditación que, por su propia naturaleza, han sido diseñados para facilitar la meditación, y como tales también van a ayudarnos en esta práctica espiritual.

Es importante no colocarnos de manera demasiado cómoda ni incómoda… Ya que una excesiva comodidad nos podría llevar a un estado de trance… o incluso de sueño, que no es lo que nos interesa en este punto. Igualmente, una postura demasiado incómoda, podría distraernos la atención hacia dolores o incomodidades dificultándonos, en cualquier caso, el mantener la atención sostenida.

Postura medio loto

Postura medio loto

En cualquier caso, y tras un periodo de tiempo más o menos largo de inmovilidad, cualquier postura se puede empezar a sentir un poco incómoda. Esto es, pueden venir pequeños picores o sensaciones de incomodidad, sobre todo al principio.

Sin embargo, esto que a priori puede parecer negativo, es por contra un beneficio que la práctica de la meditación tiene escondido para la vida. Y es que es una cualidad muy valorada en cualquier… ya no iluminado, sino cualquier persona que ha alcanzado cierta madurez personal, el mantenerse haciendo aquello que ha decidido hacer, a pesar de las incomodidades temporales que puedan surgir. La superación de uno mismo, haciendo aquello que uno ha decidido hacer a pesar de las distracciones que, en forma de pequeños picores o similares pueden venir… es uno de los beneficios adicionales que tiene escondidos la meditación para ayudarnos a mejorar nuestras vidas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TECNICAS. Guarda el enlace permanente.