EL ARTE PERSONAL SE EXPRESA EN LA CONCIENCIA DE UNO MISMO ACTUANDO

Todas las personas tenemos la oportunidad de liberarnos del sufrimiento aquí y ahora. Algunos ya sabrán esto, y sin embargo puede que alguno lleve años preguntándose cómo hacerlo de manera efectiva.

Sinceramente, considerarlo difícil o complicado puede que sea parte del problema. En estas líneas, vamos a aportar una clave para relacionarnos de manera más consciente con la realidad.

En concreto, aquí va un pequeño consejo que, sin duda, facilitará una actitud meditativa al relacionarnos con el mundo:

LA ACTITUD DE HACER LAS COSAS DÁNDOLES UN TOQUE PERSONAL

Dar un toque personal implica hacer algo más de lo que estrictamente está demandando la situación. Si nos damos cuenta, la mayor parte de las cosas que hacemos en el día, las podemos hacer automáticamente. Sin embargo, dar un toque personal implica ser consciente de lo que estamos haciendo. Por esto, hacer un gesto consciente, a veces se puede materializar en un pequeño cambio que introducimos a hacer lo que sea que estemos haciendo. Esto es, ser consciente de nuestra originalidad y de nuestra capacidad para cambiar la realidad.

Por ejemplo, si alguien está escribiendo a ordenador, puede teclear conscientemente, decidir la fuerza, la energía, la velocidad con la que teclea, el contenido, la emoción… etc. Igualmente, si estamos hablando con alguien, podemos expresarnos jugando con el tono de voz, las palabras, poniéndole sentimiento… o lo que queramos que nos permita darle un toque consciente a la situación. Si nos levantamos, podemos levantarnos midiendo el esfuerzo, o levantándonos de manera juguetona, expresando sutilmente un sentimiento o de manera más efectiva, etc.

Hay que entender que esto es un toque adicional… no se trata de hacer teatro (salvo que decidamos hacerlo y, en este caso, podemos incorporar nuestra originalidad allí tambien). Se trata de ponerle una guinda consciente a nuestro hacer. De impregnar con una atención intensa lo que sea que estemos haciendo.

Esta es una interesante manera de vincularnos al aquí y al ahora, al tiempo que se mejoramos la efectividad, el impacto y la sensación de ser mientras nos relacionamos en el mundo. Casi sin darnos cuenta, empezamos a notarnos más hábiles, más conscientes, más auténticos y dueños de nuestros actos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FUNDAMENTOS DE LA MEDITACIÓN. Guarda el enlace permanente.